Saint-Hippolyte, el antiguo enclave de Lorena en Alsacia

Saint-Hippolyte, el antiguo enclave de Lorena en Alsacia

Hablar de Saint-Hippolyte es hablar de Lorena. Durante casi 700 años, el municipio formó parte de la hoy región vecina.

Gracias a los duques de Lorena se produjo la importación del Pinot Noir de Borgoña en el año 1000. Esta uva está en el origen de la creación del nombre “Rouge de Saint-Hippolyte/ Tinto de Saint Hippolyte“, famoso durante siglos, ya cantado por el poeta humanista Jean Fischart de Estrasburgo (1548-1591): “Roter von Sankt Pilt, O wie mild! (“Tinto de Saint-Hippolyte, oh tan dulce”).  

Casas pintorescas, interesante Historia, calles por las que perderse… ¿Queréis saber más de este pueblo del Alto Rhin? Seguid leyendo 😉

Oficina de turismo de Saint-Hippolyte: 

Saint-Hippolyte no dispone de Oficina de Turismo en el propio municipio. Quien se encarga de la labor de difusión del turismo es la Oficina du Pays de Ribeauvillé-Riquewihr.

» Direcciomes: En Ribeauvillé : 1 Grand’Rue.
En Riquewihr : 2 rue de la 1ère Armée.

» Teléfono: + 33 (0)3 89 73 23 23

» Correo electrónico: info@ribeauville-riquewihr.com

¿Dónde nos ubicamos?

El municipio de Saint-Hippolyte está situado en un entorno estratégico, justo en la frontera entre los departamentos del Alto y del Bajo Rhin, a 7,1 km de Ribeauvillé y a 11,4 km de la ciudad de Sélestat. Plena Ruta de los Vinos de Alsacia (Briconsejo: En el apartado RUTAS de la web, tenéis dividida en tres partes la Ruta del Vino, por si queréis echar un vistazo).

DÓNDE ALOJARSE EN SAINT-HIPPOLYTE:

 

Booking.com
DÓNDE APARCAR EN SAINT-HIPPOLYTE:

Como acostumbro a hacer, os recomiendo que aparquéis el vehículo a las afueras del pueblo y el recorrido por el centro lo hagáis a pie (así evitamos spoilear el pueblo 😉 ).

En el Camino de la Muralla hay aparcamientos gratis (ver mapa de abajo). En la Route du Haut-Koenigsbourg también hay un pequeño parking público gratuito. 

Cómo llegar en transporte público:

Autobús de la empresa de transportes Kunegel (Líneas de la Alta Alsacia).

Línea 109 entre Colmar y Saint-Hippolyte. El trayecto tiene una duración de 50 min desde la Gare de Colmar. 

Por otro lado, no es posible llegar al pueblo en tren.

un poco de historia...

Un ilustre abad de Saint-Denis, Fulrade, construyó un monasterio en las tierras que poseía su padre y trajo de Roma las reliquias de San Hipólito en 750. Estas reliquias fueron veneradas y se formó una pequeña ciudad alrededor del monasterio que pronto se llamó Saint-Hippolyte [en alemán Sanct Pilt o Sankt Pilt].

 Los duques de Lorena, primeros protectores, se convirtieron rápidamente en señores y permanecieron en Saint-Hippolyte hasta la muerte del último duque en febrero de 1766. En total, ¡casi 700 años!. A partir de entonces, tanto el pueblo como el Ducado de Lorena pasaron a manos francesas. 

Los asedios, los incendios, el saqueo, la destrucción y las epidemias que devastaron Saint-Hippolyte a lo largo de los siglos no impidieron que volviera a poblarse y florecer de nuevo.

Curiosidades

Los duques de Lorena amaban profundamente los vinos de Alsacia. Era normal ver trenes cargados de los caldos alsacianos con destinación Nancy, donde residían los señores de Saint-Hippolyte.  

Tal era esa pasión que, en 1428, el duque Carlos II compró a Saint-Hippolyte ciento treinta toneles de vino de Alsacia, veinte siete del vino nuevo y ciento tres del vino añejo. Estas inmensas cantidades las hacía traer a sus sótanos del palacio ducal de Nancy pasando por Saint-Dié. Casualidad o no, tres años después el duque murió de gota. 

Un paseo por la villa

IGLESIA DE SAINT-HIPPOLYTE

La actual iglesia de Saint-Hippolyte data del siglo XIV. El anterior monasterio fue quemado en 1287 en uno de los ataques que sufrió el municipio. El coro y parte de la nave datan de los siglos XIV, XV y XVI y  el órgano Silbermann es de 1734. 

Deberás ir al coro de la iglesia para descubrir la urna de 1766 en la que se depositaron las reliquias de Saint-Hippolyte. La urna original está expuesta en el museo Unterlinden de Colmar. 

En 1819, la ciudad de Saint-Hippolyte decidió ampliar la iglesia hacia el oeste. El resultado es el que vemos actualmente. 

Como curiosidad histórica, el coro de la iglesia fue golpeado por un proyectil estadounidense en Noviembre de 1944. Las ventanas del coro fueron completamente destruidas y restauradas en 1947.

 

*[No tengo fotos del interior, estaba cerrada].

Curiosidades: 

La Fuente de la Rue des Cigognes, probablemente del siglo XIX, está coronada por un gallo muy patriótico. Aunque ahora lo veamos sin apenas color, anteriormente fue de color azul, blanco y rojo [los colores de la bandera francesa]. Lo curioso es que permaneció en su lugar incluso durante las diversas anexiones alemanas de la región.

Place de l'hôtel de ville

Junto a la Iglesia encontramos la Place de l’Hôtel de Ville. El monumento más importante allí sito es la Mairie

En la fachada principal, el balcón de arenisca tiene una baranda de hierro forjado que probablemente data de 1782.
Del antiguo ayuntamiento renacentista vemos el campanario y su campana de bronce de 1683. Sellada en una pared, la gran bandera con las armas del duque Carlos III de Lorena, asociada a las de Ulrich von Wittringen (Alguacil de la ciudad), proveniente del antiguo castillo de los Duques de Lorena, ubicado en la ciudad.

Otro de los monumentos de la Plaza es la Fuente.

La Fontaine de la Mairie (1555) es de estilo renacentista en arenisca rosada. Su cuenca es octogonal y lleva un escudo con la cruz de Lorena ahora ilegible.
La columna de chorro, octagonal en la base y coronada por un tambor cilíndrico, está compuesta por una columna acanalada con un capitel compuesto y, en la parte superior, por una granada en forma de bola de la que salen llamas.
En el lado izquierdo de la cuenca tenemos un repositorio en piedra arenisca y hierro forjado para que los viticultores pudieran poner su  cuévano lleno de uvas. 

CASAS ALSACIANAS PINTORESCAS

Como dije anteriormente, Saint-Hippolyte sufrió durante toda su historia numerosos incendios, saqueos, bombardeos, desperfectos ocasionados por guerras,… Pero, afortunadamente, hoy día podemos disfrutar de un valioso patrimonio  y de casas tan bellas como las que os muestro a continuación: 

La más fotografiada:  Comúnmente llamada Maison Krumm (1777). Krumm significa torcido/a en alsaciano, ya que tiene el marco torcido. 

» 13 Rue de la Montée

Data de 1586. Se puede comprobar viendo la inscripción situada en el dintel de la puerta junto con el emblema de panadero (un pequeño bretzel). La casa también luce el emblema de panadero en el poste de la esquina (poteau cornier de 1601).

» 3 Place de l’Hôtel de Ville

» 13 Rue du Collège

En la esquina de la casa de este viticultor encontramos una estatua de la Virgen y el Niño; a la izquierda, una hermosa puerta renacentista de piedra arenisca tallada con fecha de 1768.

» 1 Place de l’Hôtel de Ville

Detalle del emblema del Panadero del dintel de una puerta

Esta casa data de 1601. En el dintel de la puerta observamos el emblema de sastre (un par de tijeras).

»  64 Route du Vin

Antigua casa de viticultor del siglo XVII.

Características principales:  frontón fechado en 1683, oriel (ventana sobresaliente) de 1688, motivos decorativos y esquinas talladas.
Además cuenta con una piedra con una concha invertida y la cruz de Lorena.

» 3 Rue de la Montée

Otras casas: 

» 3 rue Saint-Hippolyte:  Inscripción con la fecha 1684. Postes tallados de racimos de uvas. 

» 25 rue Saint-Fulrade: destacan los aperos de labranza colgados en una de las fachadas de la casa. 

» Antiguo hospicio común Saint-Jacques de Saint-Hippolyte (59 route du Vin): Antiguo hospital de arenisca rosa, cuya primera mención se remonta al siglo XVI. Tiene un frontón coronado por un campanario, además de las armas del duque de Lorena (que favoreció la fundación del hospital) y una inscripción en latín no muy legible “Mira y encontrarás. Golpea y te abriremos”. Alrededor de 1850, a pesar de varias renovaciones, el edificio se consideró insalubre y se puso en servicio un nuevo hospital en la ciudad en 1861.

La antigua fortificación

Las murallas, rodeadas por un foso, fueron construidas en 1316 y remodeladas a finales del siglo XV. Estas incluían dos puertas, ahora destruidas, que permitían el acceso a la ciudad en la Edad Media. También cinco torres casi todas demolidas entre 1862 y 1864.

Los restos visibles son, por un lado, la Torre de las Cigüeñas [torre de la esquina sureste]. Conservada en su totalidad, debe su nombre a las cigüeñas que suelen posarse en su parte superior. Por otro lado, la torre de la esquina noreste, de la cual solo se conserva la base.

Gracias al viejo foso de la muralla medieval (al final de la Rue des Remparts) podemos ver la antigua zanja de las murallas medievales donde hoy fluye un canal que se extiende en una cuenca llamada “Wesch“, donde los habitantes de Saint-Hippolyte venían, el domingo por la mañana, para lavar sus caballos.

Os invito a pasear y recorrer lo que fue, tiempo atrás, la muralla de Saint-Hippolyte. Es un pueblo pequeñito, no se tarda demasiado en darle la vuelta y os prometo unas vistas excelentes a las viñas y al todopoderoso Castillo de Haut-Koenigsbourg.

Rue du Collège

Paralela a la Route du Vin, la Rue du Collège es una de las vías principales del municipio. La quiero resaltar por tres motivos: 

En primer lugar por sus casas. A la anteriormente mencionada (nº13) os señalo un par más: el número 7 (Destaca el emblema de tonelero y la fecha 1767). Bien es cierto que el colombage de esta casa es muy reciente, anteriormente era una casa de piedra. Y también la casa de viticultor nº 31. Prestad atención a las calles adyacentes, de verdadero cuento.

En segundo lugar por sus vistas. Si camináis desde la parte más baja del pueblo y vais subiendo, el castillo de Haut-Koenigsbourg será testigo de vuestro paseo. 

En tercer lugar por el antiguo Castillo de los Duques de Lorena, a la altura del número 48. Mencionado por primera vez en 1515 durante una renovación, el castillo, construido por los duques de Lorena para establecer su posición estratégica en la llanura de Alsacia y tener un “segundo hogar” para el descanso y la caza, una vez fue parte de las murallas medievales de Saint-Hippolyte. Dañado en 1633, el castillo fue reconstruido en 1718 por el duque Leopoldo de Lorena. Después de pasar por varias manos, es adquirido por el sacerdote Mertian de Ribeauvillé que lo donó en 1825 al padre Chaminade de Bordeaux, fundador de la congregación de marianistas que trabaja para la educación. Los marianistas establecieron un colegio religioso, y en 1986, un hogar de descanso para sus padres y hermanos; en 2008, el trabajo permitió que el edificio se convirtiera en un hotel y centro de seminarios, mientras que se reservó una parte para los hermanos jubilados.
El sitio incluye los cimientos de una torre medieval y los restos del antiguo castillo: un edificio principal del siglo XVIII (ampliado en 1845) que se eleva en tres niveles y coronado con tres frontones triangulares, uno de los cuales está adornado de una estatua del Padre Chaminade.

EL ENTORNO DE Saint-Hippolyte

Los viñedos son los auténticos protagonistas del pueblo. A partir del mes de Mayo, las viñas empiezan a teñir el campo alsaciano de verde hasta el Otoño, que el verde torna en preciosos colores amarillos, tan característicos de la estación. 

Además del famoso y rico Rouge de Saint-Hippolyte, el pueblo también produce otras variedades de vino. Junto con Rodern, Saint-Hippolyte tiene un Grand Cru en sus filas: Gloeckelberg. Vinos amplios, ricos y complejos.

Nuestro recorrido por Saint-Hippolyte ha terminado. Ya no tenéis excusa para no parar de camino al Castillo.

Os recuerdo que podéis compartir este post o dejar un comentario. ¡Me encanta leeros!.

¡Hasta la próxima!



3 pensamientos sobre “Saint-Hippolyte, el antiguo enclave de Lorena en Alsacia”

  • Hola María.
    Como siempre, me encanta ver tus posts. Una pregunta, a propósito del vino que comentas de Saint-Hippolyte: el Rouge….es el equivalente al tinto? O es más rosado?. Veo que en Alsacia por los tipos de uva predominan los vinos blancos. Seguro que alguna botellica vendrá para casa….😂😂😂
    Un besazo.

    • ¡Hola Nines!

      Rouge es tinto, por lo tanto sí, es vino tinto de la variedad Pinot Noir (diría que es el único tinto que se produce en Alsacia).

      Ya puestos, te recomiendo más el vino blanco (es el más común y el que más se produce en Alsacia). En casa nos gusta mucho el Pinot Gris y el Gewurztraminer (más dulce y afrutado que el Pinot Gris). Entrad en alguna bodega y seguro que os hacen una cata gratuita de las variedades que hay 😊
      ¡Un gran saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Scroll Up