Comer en una Ferme Auberge: Schafert [Kruth]

Comer en una Ferme Auberge: Schafert [Kruth]

¡Bienvenidos de nuevo a Descubriendo Alsacia! Hoy os traigo un plan diferente y muy típico cuando llegan las buenas temperaturas a las cotas altas de la región: comer en una ferme-auberge. Una de las más famosas está ubicada muy cerca del lago de Kruth-Wildenstein y será precisamente la que inaugure esta mini sección: Schafert.

¿Me acompañáis?

Datos prácticos

Lieu-dit Schaffert Ferme Auberge 68820 Kruth, France

Encontramos la Ferme Auberge Schafert a 15 minutos en coche del lago Kruth-Wildenstein.

Aunque no es posible llegar a la misma puerta en transporte público, está la opción de llegar haciendo senderismo desde el lago. 

El aparcamiento no es un problema aquí. 

Al estar en la montaña, la conexión a internet escasea.

Fórmula de menú del día, con dos platos para elegir. Precio buenísimo. La carta de postres está fenomenal.

La ferme auberge solo abre en primavera, verano y primeras semanas del otoño. Los horarios concretos pueden ser consultados en la web y en la página de Facebook

Reservas solo por teléfono. Se recomienda llamar antes de ir para asegurarnos de que hay mesa disponible. Os aseguro que tienen bastante éxito.

¿Qué es una ferme Auberge?

Mucha referencia a esa tal ferme auberge pero no explicas qué es. Aquí llego con toda la información 🙂

La traducción literal es posada o albergue de la granja (agroturismo). Básicamente es un lugar para comer (y en ocasiones hospedarse) y  que ofrece al visitante cocina de calidad elaborada con productos de la finca y a precios de lo más competitivos. También tienen, en algunos casos,  productos agrícolas para llevar.
La fórmula de la ferme auberge ha permitido a muchas granjas francesas mantener su autenticidad, mejorando su patrimonio en términos de gastronomía y posibilidades de estancia.
Las ventas directas al consumidor garantizan a los productores una cierta independencia frente a los comerciantes o la distribución masiva.

Schafert

La familia Schafert, Serge et Laurence, os recibirán calurosamente en la que es su casa. 

El menú, como apunté en los datos prácticos, es único y tiene un coste de 20 euros por persona. Dos entrantes y dos platos principales a elegir. Si pensabais que es poco, el precio también incluye crema de verduras y postre. Pa’ salir rodando montaña abajo, literalmente.

¿Por qué merece la pena visitar una ferme-auberge?

Podría extenderme y elaborar un buen párrafo (de largo) pero seré concisa. Comer en una ferme-auberge es inmergirse en plena naturaleza, degustar platos elaborados el mismo día y de manera artesanal (y en muchas ocasiones con los propios productos que allí producen) y, obviamente, a un precio la mar de bien y competitivo. Asegurado que no os quedáis con hambre.  

¡Gracias por leer!

Seguid mi consejo y añadir una parada de vuestra ruta en cualquiera de las fermes-Auberges de la región alsaciana.

Post anteriores


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.